A germinar!!!

Cada vez que pienso en preparar algo para comer y para mi familia, siempre pienso en AGREGAR cosas saludables y MUCHOS NUTRIENTES que puedan sumar a la calidad de la comida que estemos haciendo. En este caso toca agregar a los smoothies los GERMINADOS. Es una forma super fácil de agregar nutrientes, proteínas y alimentos con enzimas a mi día. Aparte de asegurar esa parte nutritiva, aseguras la calidad de lo que te estás comiendo (ya que tu misma lo germinas) y encima de todo enseñas a tu familia a hacerlo. Con esto de que la industria “menciona” que no trae algo y resulta que “sí” lo trae pero con otro nombre, pues me siento mejor cada vez metiendo algo diferente que se cultive, crezca ó haga en mi casa. Así que bueno, ahora le toca unos germinados ser parte del smoothie del día de hoy.

Lo admirable de la naturaleza (en todos los sentidos) es como se crea la vida a partir de algunos factores, en este caso, agua y luz solar. No se necesita mucho más que un frasco de vidrio con tapa con agujeros (o una tela que no permita que nada entre pero si que respiren las semillas. En este caso son diferentes frijoles y mezcla de semillas (lenteja, frijol, alfalfa etc) y se ponen a remojar una noche antes en agua en un lugar obscuro (no tiene que ser super obscuro, simplemente en la alacena puede ser buen lugar) y en la mañana retirar el agua (para eso es la tela o los hoyos que tiene la parte de arriba del frasco) y se enjuagan ahí mismo y se vuelve a retirar el agua. Se vuelven a guardar en un lugar obscuro con un mini chorrito de agua, y al día siguiente lo mismo. Así se hace por 3 noches (sólo la primera se dejaron en suficiente agua – nadando las semillas -) y el 4to día se saca a un lugar donde le de la luz del sol. No tiene que ser directa la luz del sol, simplemente con que le de indirectamente. Ya va a ir rompiendo y abriendo (como era el frijol de la clase de ciencias naturales) y yo solo lo dejo así dos días… Claro esto depende de como lo vean, ya que si está muy crecido, será suficiente.

Está increíble que algo tan sencillo sea TAN NUTRITIVO. El tejido de los vegetales se forma de celulosa (que es un azúcar) y proteínas. Todo esto está “empaquetado” dentro de la semillita. Cuando agregamos los factores de agua y sol se “desempaquetan”. De hecho por esta reacción bioquímica los valores nutricionales de la semilla SE MULTIPLICAN, y algunos de los nutrientes que no se encontraban con la semilla en su estado seco ahora están disponibles y de excelente calidad. Como ejemplo está “el grano de la avena que al germinar contiene 500% más vitamina B6 y 600% más ácido fólico(B9) que en su estado inanimado” (1). Cómo lo mencioné, No es solo la cantidad de proteína sino la calidad. Las semillas/granos germinados son proteínas que viene con las enzimas, vitaminas y minerales necesarios para aprovecharlas al máximo. Así que es IDEAL incluirlos en nuestra alimentación y sobre todo cuando uno los hace pues mejor.

 

buenos hábitos - a germinar

Etiquetas:,

Categorías: Buenos Hábitos

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: